martes, 26 de octubre de 2010

La Celestina: Resumen, personajes y amor cortés

La Celestina es una obra atribuída a Fernando de Rojas cuya primera edición data de 1499. Es una novela atípica, ya que tiene una gran carga de diálogo, y de no ser por su extensión se podría pensar que nos encontramos ante una obra de teatro. Sin embargo, debido a su extensión resulta irrepresentable, por eso consideramos esta obra novela.

Resumen: Calisto es un apuesto jóven noble que persiguiendo a un halcón acaba en la huerta de Melibea, jóvenzuela aristócrata de la que queda perdidamente enamorado. Ella le rechaza, por lo que Calisto recurre más tarde a Sempronio, uno de sus criados, que le recomienda los servicios de La Celestina, con el fin de conseguir el amor de Melibea. Mediante algunas artimañas la anciana mujer consigue que Melibea se enamore de Calisto, y junto con los pajes del mismo, traman el encuentro entre los enamorados. Cuando el encuentro se confirma y Calisto se cerciora de que, efectivamente Melibea le corresponde, paga con una cadena de oro a Celestina, en concepto de los servicios prestados. Dicha cadena debía ser repartida entre Celestina y los dos pajes (sempronio y Pármeno), pero ella se niega, generando una discusión que acaba con el asesinato de la anciana a manos de Pármeno. Los pajes escapan por la ventana pero son apresados y ajusticiados por su crimen. Sus amadas, las prostitutas Elicia y Areúsa, llenas de rabia y envidia, traman la muerte de los dos amados, por ser los causantes de la muerte de los pajes, a quienes amaban. Para ello recurren a los servicios de Centurio, quien deberá darles muerte (aunque al final no lo hace).

En la segunda cita nocturna Pármeno muere al caer por el muro de la casa de Melibea, cuando iba al encuentro de sus pajes, que se encontraban batallando en el exterior. Melibea no soporta el dolor de la muerte de su amado y se suicida tirándose desde una torre. La obra termina con el lamento de Pleberio, padre de Melibea.

Personajes en La Celestina

Principales:


Calisto: Es un joven burgués de la época que está loco de amor (el amor se consideraba entre locura y enfermedad, ya que alteraba el estado anímico normal de una persona) por Melibea. Es un personaje egoísta, que lo único a lo que atiende es a su amor por Melibea, sin importar lo que suceda a su alrededor. Es un personaje bastante cargado en sus expresiones, muy literario.

Melibea: Joven de la alta sociedad, amada de Calisto. Primero se muestra inocente yr echaza a Calisto, pero más tarde se entrega a su amor y se arriesga para citarse con su amado. Menos literario que Calisto.

Celestina: Mujer humilde, fría, calculadora, y que maneja las relaciones entre el resto de personajes de la obra. Su móvil es la codicia y el apetito sexual, que sacia presenciando escenas sexuales entre otros personajes.

Secundarios:

Sempronio: Paje de Calisto. Se aprovecha de su amo por codicia, contactando con Celestina para tramar un encuentro entre Melibea y su amo que beneficie a ambos. Carece de valores de la época.

Pármeno: Hijo de una antigua maestra y compañera de Celestina. Al principio se muestra reacio a la corrupción y advierte a su señor, pero celestina acaba por engatusarle usando a una de sus prostitutas, Areúsa, y se une a la trama.

Elicia y Areúsa: Prostitutas de la Celestina. Elisa vive con la Celestina, es despreocupada y algo inocente. Areúsa en cambio es más independiente, tiene casa propia y es más cerebral. Mantienen una relación de carácter sexual con Sempronio y Pármeno, respectivamente.

Alisa: Es la madre de Melibea. No se aprecia prácticamente ninguna relación con su hija. Se limita a especular con su boda.

Pleberio: Padre de Melibea. Está demasiado ocupado y ama a su hija. Se lamenta al final de la obra por todo lo ocurrido.

Lucrecia: Criada de Melibea. Un personaje bastante reservado y temeroso.

Tristán y Sosia: Criados de Calisto que sustituyen a Pármeno y Sempronio. Fieles.

Intención de la Obra

Prevenir contra la corrupción, el amor cortés y la lucha entre los polos opuestos (ricos-pobres, mal-bien, jóvenes-ancianos, etc).

¿Qué es el amor cortés?

El amor cortés es un tipo de amor idealizado propio de la edad media que se caracteriza principalmente por la total sumisión del enamorado a la siempre distante dama. Además la amada reúne una serie condiciones que la encumbran hacia la perfección física y moral. Normalmente la dama está casada con un noble o señor, por lo que si llega a haber contacto (raras veces se produce) sería considerado amor adúltero.

Otra de las características del amor cortés es que el estado amoroso engrandece a quien lo padece. El enamorado puede llegar a tener contacto con la dama previa súplica y una serie de estados posteriores, pero aún así siempre hay frustración, ya sea en forma de no llegar a poder disfrutar de ese amor, o porque una vez alcanzado el objetivo suceda una tragedia en cualquiera de sus múltiples formas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada