domingo, 24 de octubre de 2010

Prehistoria, Grecia y Roma Antigua para niños.

Prehistoria: Prehistoria es la etapa que va desde la aparición del ser humano hasta la invención de la escritura. Se le llama así porque antes de inventarse la escritura lo que sabemos de transmitía de boca a boca, por lo que estudiar y entender las cosas que nos pasaban resultaba muy difícil.

La prehistoria se divide en tres periodos:

  1. El más antiguo de estos tres periodos es el Paleolítico. En esta etapa el ser humano utilizaba herramientas elaboradas a base de piedra tallada, hueso y palos. Durante esta época el hombre fue cazador, pescador y recolector, por lo que llevaba una vida nómada y solía colocar sus campamentos en las orillas de los ríos donde se aseguraba el agua y la comida por un tiempo. En esta época se comenzó a utilizar el fuego.

  1. El siguiente periodo es el Neolítico, donde el ser humano descubrió la ganadería y la agricultura (aunque siguiera practicando la caza y la recolección) lo cual le permitió construir los primeros poblados al no tener que viajar constantemente para buscar comida y podía tener más "tiempo libre" que poder dedicar a otras tareas. El hombre en esta época utilizaba herramientas más perfectas realizadas con huesos y piedras pulidas y empezó a realizar cosas con cerámicas y tejidos.

  2. El último periodo de la Prehistoria es la llamada, genéricamente, Edad de los Metales, ya que en él, los seres humanos descubrirán y utilizarán los metales. A su vez este periodo se divide en tres etapas que reciben el nombre de los metales que el hombre fue utilizando progresivamente. La más antigua es la Edad del Cobre, primer metal trabajado, posteriormente vino la Edad del Bronce y por último la Edad del Hierro. En esta etapa se desarrollan las primeras civilizaciones que acabarían por inventar la escritura, entrando en la Historia.

Historia: A partir de aquí asumimos que el ser humano sabe escribir, y por tanto dejamos de llamarlo pre-historia.

En la historia los dos primeros pueblos que podemos considerar importantes en el mundo occidental son los Griegos y los Romanos. Ambos pueblos nos aportaron un montón de conocimientos de los cuales nos servimos en la actualidad, tales como nuestras leyes, nuestra forma de escoger a nuestros representantes políticos y también los principios de la ciencia, como las matemáticas, la física, la filosofía y muchas otras.


Los Griegos: Los griegos eran un pueblo fundamentalmente guerrero y que al contrario que hoy en día, no formaban un único país, sino que estaban divididos en lo que ellos llamaban Polis (ciudades), que a veces estaban aliadas y otras veces luchaban entre sí. En algunas de esas Polis existía lo que se llamaba Democracia, es decir, que el pueblo era quien mandaba. La gente se reunía en Asambleas, que eran unos recintos enormes donde se sentaban todos los ciudadanos a votar lo que querían que se hiciera y lo que no. Las propuestas que tenían más votos a favor que en contra, salían adelante.

Además de eso sobresalieron en escultura (en la cual se basarían los romanos), literatura (dieron lugar a obras tan famosas como la Ilíada) y muchas otras cosas relacionadas con el arte.

Quizá en lo que más destacaron fue en Filosofía, de donde surgieron figuras como Platón y Aristóteles, que fue de alguna manera el padre de la ciencia moderna, al ser el primero en usar el método científico, que es un sistema que nos sirve hoy en día para avanzar en matemáticas, física, biología, etc.

Los romanos: Roma nació como otras muchas ciudades-estado de su época, poco a poco fue creciendo y copiando cosas de las ciudades-estado de Grecia (de las que hablamos antes), al ir creciendo se fue enfrentando a sus vecinos en lo que hoy conocemos como Italia y poco a poco fue venciéndoles. Fué entonces cuando se tuvo que enfrentar a una de las ciudades-estado mas importantes de su época, Cartago, a lo largo de las llamadas guerras púnicas. Al final de estas guerras, los romanos derrotaron a Cartago y a partir de ahí surgió Roma como el centro de poder más importante de su época.

Pero eso no fue todo, los romanos querían más poder, y también dominas más tierras, lo que los llevó a planificarse para conquistar más territorios. Llegó un momento en que gran parte de Europa y el Mediterráneo pertenecían a Roma, y al abarcar tanto, fué cuando sus enemigos exteriores se fueron fortaleciendo y penetrando fugázmente en los territorios romanos.

Con el tiempo estos pueblos a los que llamaron bárbaros (extranjeros) se volvieron más agresivos y terminaron por conquistar muchas de las tierras que antes eran del imperio romano, asentándose en ellas y formando sus propios pueblos y ciudades.

Roma se fué debilitando poco a poco. Llegó un punto en el que estos pueblos bárbaros llegaron a Roma y la saquearon, para años más tarde, derrotar por completo a los romanos y ocupar sus tierras.

En cuanto al arte y la cultura, los romanos en general fueron sucesores de los griegos, siguiendo con gran parte de lo que habían hecho, mejorándolo, sobre todo matemáticas y arquitectura, pero además desarrollaron también la Ley Romana, un sistema de leyes en el que se basan casi todos los que existen en la actualidad, y por supuesto, el latín, la lengua de los romanos, de la que surgieron casi todas las lenguas que hablamos en Europa y América.

A parte de eso los romanos fueron muy buenos estrategas militares. Inventaron muchas técnicas militares que se usarían durante mucho tiempo después.


No hay comentarios:

Publicar un comentario